Un diagnóstico equivocado

El pasado 31 de mayo diagnosticaron a mi marido tres lesiones hepáticas, una de ellas podía ser colangiocarcicanoma y tal vez una metástasis.

Opus Dei - Un diagnóstico equivocado

Pedimos a nuestros familiares, amigos y conocidos que nos acompañaran rezando en este encuentro con la Cruz. Nos pusimos bajo la intercesión de Dora del Hoyo, que siempre ha cuidado de nuestro hogar y como ejemplo de una vida abnegada y familiar.

El diagnóstico fue perdiendo gravedad a lo largo de los meses, en los que seguíamos intensamente rezando, ¡todos! amigos, familiares y conocidos. A fecha de hoy, continuamos con controles médicos periódicamente, pero no hay tumores cancerígenos.

Puede que algunos lo atribuyan a un diagnóstico equivocado, sin embargo la experiencia espiritual vivida a lo largo de estos meses, son quizá la prueba de que la vida sobrenatual existe y nuestro destino es el Cielo.

Estamos conmovidos y muy agradecidos por el cariño y oraciones recibidas de tanta gente... ¡Gracias Dora, hasta la próxima y hasta luego!

L. F. P. - España


Para enviar el relato de un favor recibido.

Para enviar un donativo.