San Josemaría Escrivá
"Sueño con muchedumbres de hijos de Dios, santificándose en su vida de ciudadanos corrientes, compartiendo afanes, ilusiones y esfuerzos con las demás criaturas".
SAN JOSEMARÍA, Fundador del Opus Dei

Últimas noticias

Play

Oratorio de Adviento: San Josemaría Escrivá de Balaguer

Conmemorando los 80 años de la estancia de San Josemaría en la Parroquia de San Cosme y San Damián de la ciudad de Burgos durante más de un año, se realizó este “oratorio” que refleja la espiritualidad del santo de la vida ordinaria a través del relato de su biografía.

La creación de ‘eScrivaLite App’

La creadora de una app que ofrece escritos de San Josemaría relacionados con el Evangelio de cada día, cuenta cómo se le ocurrió programar esta aplicación gratuita que está disponible en siete idiomas.

Play

Un homenaje al “santo de la vida ordinaria”

Los monjes benedictinos del monasterio de Leyre, en Navarra, han querido celebrar al “santo de la vida ordinaria”, al que tanto quieren, con la especialidad de la casa: el canto gregoriano del Oficio Divino. Por eso, han musicalizado los Himnos propios de la festividad de San Josemaría.

Newsletter

Si desea suscribirse para recibir nuestro boletín de noticias indíquenos por favor su correo electrónico.

Utilizamos su correo electrónico únicamente para enviarle nuestro boletín de noticias y de acuerdo con nuestra política de privacidad. Puede darse de baja en cualquier momento.

Política de privacidad y cookies

Mensaje del día

“Hemos de acudir al buen pastor”

Tú -piensas- tienes mucha personalidad: tus estudios -tus trabajos de investigación, tus publicaciones-, tu posición social -tus apellidos-, tus actuaciones políticas -los cargos que ocupas-, tu patrimonio..., tu edad, ¡ya no eres un niño!... Precisamente por todo eso necesitas más que otros un Director para tu alma. (Camino, 63)

La santidad de la Esposa de Cristo se ha demostrado siempre ‑como se demuestra también hoy‑ por la abundancia de buenos pastores. Pero la fe cristiana, que nos enseña a ser sencillos, no nos induce a ser ingenuos. Hay mercenarios que callan, y hay mercenarios que hablan palabras que no son de Cristo. Por eso, si el Señor permite que ...