"Estos chicos me lo están arreglando todo"

El pasado 24 de julio, la cadena de Radio Televisión croata emitió un reportaje sobre un campo de trabajo de universitarios portugueses y españoles en la parte oriental del país. Dos semanas en los que los voluntarios pintaron varias escuelas, conocieron Croacia y colaboraron con una asociación musulmana en Gunja.

Opus Dei - "Estos chicos me lo están arreglando todo"

Un equipo de voluntarios de España y Portugal ha decidido pasar este verano en Slavonija (parte oriental de Croacia). Unos 40 jóvenes a través de la asociación Hrvatska Kulturna Zajednica después de hacer voluntariado en Vinkovci ha ido a Gunja.

Enseguida se han dispersado por todo el pueblo con palas y azadas para reparar casas, sótanos y demás. Aunque la mayoría son universitarios han demostrado ser buenos trabajadores, por la que los habitantes de Gunja les han apreciado mucho.

Bajazit Omerović apenas se puede mantener en pie por lo que el trabajo se le hace muy difícil.

-Hello boys?

-Hi

-How are you?

-Fine, thanks.

A este grupo de españoles les ha pedido que le arreglen el lagar destruido por la inundación del año pasado. “Estos chicos me lo están arreglando todo. Realmente, créame, me están ayudando mucho con este trabajo”.

El estudiante Juan no sabía usar la azada pero para ayudar se ha puesto manos a la obra.

-Juan: “Me ha sorprendido el estado después de la inundación pero estoy muy contento ya que puedo ayudar a los que lo necesitan”.

También han levantado el suelo del sótano de la parroquia. Calor, bochorno, dos metros debajo de la tierra, apenas se puede respirar.

-Rosendo: “Me agrada poder ayudar a las familias que han perdido todo por la inundación y me gustaría que cuanto antes la situación sea normal”.

Tiran árboles y cortan leñas. Los mosquitos no molestan a estos afanados trabajadores.

-Stipica Mišura (director del colegio Antun i Stjepan Radić): “Aquí han llegado tres grandes camiones con tierra y piedras que han servido para que puedan aplanar el terreno que pueden ver”.

Duermen en el polideportivo del colegio sobre el parquet; comen en el comedor social y les encanta los cevape (comida típica de Croacia)

-Ángel: “El calor y la comida caliente ha sido de lo más complicado. Es algo nuevo para ellos pero en general la comida croata les ha gustado. La amabilidad con que nos han acogido les ha sorprendido”.

Los voluntarios no sólo han trabajado, también han podido ver la torre de Vukovar y la concatedral de Đakovo. Aunque se van mañana han prometido volver el próximo año.

*****

La segunda semana tenía un componente mucho más físico -trabajos de reconstrucción o de limpieza- a la vez que intercultural, porque en Gunja el porcentaje de musulmanes es del 40% y allí está la primera Mezquita del país.

Mezquita de Gunja (Croacia)

Para los chicos españoles y portugueses fue toda una sorpresa almorzar en el comedor social que ha preparado una asociación musulmana junto con la Cruz Roja y el Ejército; pero sobre todo les impresionó el trato respetuoso y amable.

Además de los trabajos pudieron visitar la Mezquita (y subir a la torre desde dónde se ve todo el pueblo y los alrededores), e intercambiar experiencias con familias musulmanas. La excursión estrella fue ir a BIH a la ciudad de Brčko donde todo es mucho más barato y la comida tiene una fuerte influencia turca.