Monseñor Carlos Osoro: «Tajamar es una obra transformadora de la gente»

El arzobispo de Madrid, monseñor Carlos Osoro, visitó durante la mañana de hoy, jueves 5 de abril, el centro educativo Tajamar, en el corazón de Vallecas, creado ahora hace sesenta años por iniciativa de san Josemaría, fundador del Opus Dei.

Revista de prensa
Opus Dei - Monseñor Carlos Osoro: «Tajamar es una obra transformadora de la gente» Monseñor Osoro ha mantenido encuentros con grupos de alumnos de Infantil, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional del colegio Tajamar.

ArchiMadrid El Cardenal Osoro visita el colegio Tajamar

Revista Ecclesia Monseñor Carlos Osoro: «Tajamar es una obra transformadora de la gente»

*****

Monseñor Osoro ha mantenido encuentros con grupos de alumnos de Infantil, Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, si bien ha prestado una especial atención a los alumnos de Infantil que se preparan para hacer la Primera Comunión. “Os estáis preparando para uno de los momentos más importantes de vuestra vida –les ha dicho–.Si os alimentáis de Jesús veréis hermanos en los demás, y no enemigos”.

El arzobispo de Madrid ha recorrido muchas de las instalaciones del colegio y ha elogiado la labor que se realiza en Tajamar: “Este es un colegio en el que se abre la puerta a todos. Hoy un cristiano tiene que ser alguien capaz de provocar el «quédate con nosotros» de los discípulos de Emaús. San Josemaría supo provocar en mucha gente ese «quédate con nosotros».

“El que inspiró este colegio –ha afirmado monseñor Osoro– no miró para sí mismo ni vivió para sí mismo; miró hacia los demás”.

La jornada ha finalizado con un encuentro con padres, madres y profesores de Tajamar, en el que monseñor Carlos Osoro les ha manifestado su agradecimiento y ha asegurado que “la mejor inversión que puede hacer la Iglesia en un mundo desorientado es la labor educativa: presentar a los demás que otro mundo es posible; y hacerlo sin imposición”.

Tomando pie de la enseñanza del Papa Francisco, que anima a los cristianos a “salir a las periferias”, el arzobispo de Madrid ha asegurado que hace medio siglo “Vallecas era una periferia y fijaos en lo que es hoy. Mucha gente ha gastado aquí su vida por amor a los demás. Tajamar es una obra transformadora de la gente, porque la educación se realiza en nombre del mejor educador, que es Jesucristo”.